Nombre del proyecto: tgz-l- fracking

Nombre del proyecto: tgz-l- fracking 2

 

Tipo de proyecto: Ley

Autor: Diputado Tadeo García Zalazar

Coautores: Daniel Dimartino- Edgardo Pintos-Daniel LLaver

Bloque: Unión Cívica Radical

 

Tema: Prohibición transitoria de la utilización de la técnica de fracking para la explotación de petróleo.   

 

 

Nº de Expediente:

Fojas:

Fecha de presentación:

 

 

 

 

tgz-l-fracking

 

FUNDAMENTOS

 

En la actualidad, el cuidado del medio ambiente, sobre todo lo relacionado al agua, es un tópico de suma importancia en un gran número de sociedades, especialmente para Mendoza.

Debido a esto, temas como la contaminación de agua, pero por sobre todo, la escasez de este recurso, se ha convertido en tema de análisis de numerosas investigaciones y participación ciudadana.

En Mendoza, la valoración y aprovechamiento del agua, es algo que los primeros habitantes de estas tierras aprendieron muy pronto, desde los huarpes, primitivos habitantes naturales de estos valles, hasta la creación de la Ley de Aguas y otras complementarias que permitieron la conversión de este desierto, en un oasis.

Durante el siglo XX, puede afirmarse que no hubo administración gubernamental, que no haya dejado sentir su impronta en la búsqueda de mejores recursos en la utilización del agua, sobre todo, en lo relacionado al consumo indiscriminado en relación a actividad industrial.

Podemos mencionar aquí leyes provinciales relacionadas al cuidado del agua como la Ley 5961 “Medio Ambiente”; Ley 6045: “Reserva Naturales”; Ley 7722 Prohibición del uso de sustancias tóxicas en la minería metalífera, Ley 322/1905 “Ley General de Aguas”, como así también Leyes Nacionales: “Ley 25675 Medio Ambiente”, Ley 26.639 “Ley de Glaciares”; todas estas normas complementarias de la Constitución Provincial y Nacional respectivamente, en especial en el Artículo 41 de la C.N. en su tutela por los derechos de tercera generación.

La titularidad de estos derechos ha sido atribuida a sujetos colectivos- la humanidad- y necesitan para su realización efectiva la colaboración de todos los actores sociales: lo poderes del Estado, los individuos, las organizaciones públicas y las organizaciones no gubernamentales.

Las actividades productivas deben encararse teniendo en cuenta la noción de “desarrollo sustentable”. Por lo tanto, el cuidado del agua no es solo parte de la historia del riego para Mendoza, sino que es sinónimo de lucha del pueblo por conservarla, como un derecho humano fundamental (ONU) y cualquier acción industrial que abuse de este recurso, atenta contra las garantías enunciadas en la Constitución Nacional.

Mendoza, ve reflejada parte de su historia industrial en la extracción de hidrocarburos, cuya Ley, invoca en sus artículos 32 y 33 la preservación del Medio Ambiente.

Hoy, esta industria, por la disminución en la reserva de hidrocarburos convencionales, está aplicando una técnica llamada: de fractura hidráulica (fracking), para la explotación de gas y petróleo, ocasionando consecuencias ambientales y sociales negativas, en las regiones donde se inició esta práctica dado que se ha evidenciados serias fallas en los procesos de cuidado ambiental, tanto de responsabilidad pública como privados..

 

Motivan el presente proyecto de ley la necesidad de prohibir transitoriamente en todo el territorio de la Provincia de Mendoza la exploración, explotación y demás actividades relacionadas con hidrocarburos no convencionales a través de la técnica de FRACTURA HIDRAÚLICA (Fracking) hasta tanto se establezcan métodos o normas regulatorias específicas y adecuadas que garanticen el cuidado de los recursos del ambiente, principalmente el agua y el correcto tratamiento y la respectiva disposición final de los desechos emanados de esta técnica, debido al potencial daño ambiental que puede producir esta técnica.

Es imperioso reconocer y decir que la provincia de Mendoza aprueba y promueve todo tipo de desarrollo, agrícola, ganadero, turístico, comercial, industrial, hidrocarburifero, minero no contaminante que garantice una proyección sostenida de nuestros Bienes Comunes, siempre y cuando se use con criterios racionales, teniendo como prioridad el Agua, cuyo volumen disponible es acotado, siendo Vital e insustituible para nuestra supervivencia y desarrollo actual y futuro. Considerado además como fuente de Vida y Desarrollo.

Todo tipo de actividad hidrocarburífera que utilice (además de Agua, propiedad del pueblo que cohabita y la custodia), productos químicos altamente contaminantes, solo obtendrá el rechazo natural y espontáneo, una firme oposición y un repudio total de la Ciudadanía que se pretende subsanar;

Es función indelegable del Estado impulsar políticas orientadas a la prevención de la contaminación y la protección de la Salud y el Medio Ambiente;

"Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano  y  para  que  las  actividades  productivas  satisfagan  las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo, y en particular la preservación de las fuentes de agua como recurso estratégico adquiriendo una vital importancia, por tratarse el mismo de fuentes naturales de agua dulce” (Art 41 Constitución Nacional).

"Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambiental".

El principio de optimización de la protección ambiental implica que cada nivel administrativo inferior está simultáneamente obligado a cumplir con lo mínimo establecido por el superior y habilitado para establecer normas de protección más elevadas.

Éste principio se desprende del tercer párrafo del artículo 41 de la Constitución Nacional, cuando el constituyente regla la función de legislar el complemento, lo que sabemos implica - en palabras de Germán Bidart Campos - la complementariedad maximizadora que les incumbe a las provincias para desarrollar los presupuestos mínimos de la legislación del Congreso y así como lo interpreta - Natale, Alberto Protección del Medio Ambiente en la Reforma Constitucional”, la Ley Diario del 22/12/1994 - .

Con el cambio introducido en la Constitución en el dictado del artículo 41 se ha invertido el esquema anteriormente vigente. La legislación Federal se limita a normas que contengan los presupuestos mínimos comunes para todo el país.

Es presupuesto mínimo para todo el territorio de la República - según el artículo 10 de la LGA - que "el proceso de ordenamiento ambiental, teniendo en cuenta los aspectos políticos, físicos, sociales, tecnológicos, culturales, económicos, jurídicos y ecológicos de la realidad local, regional y nacional, deberá asegurar el uso adecuado de los recursos ambientales, posibilitar la máxima producción y utilización de los diferentes ecosistemas, garantizar la mínima degradación y desaprovechamiento y promover la participación social,  en  las decisiones fundamentales del desarrollo sustentable".

Según  el  artículo  21   LGA  indica  que  "la  participación  ciudadana  deberá  asegurarse, principalmente, en los procedimientos de evaluación de impacto ambiental y en los planes y programas de ordenamiento ambiental del territorio, en particular, en las etapas de planificación y evaluación de resultados".

Según el artículo 20 LGA en dichos procedimientos "la opinión u objeción de los participantes no será vinculante para las autoridades convocantes; pero en caso de que éstas presenten opinión contraria a los resultados alcanzados en la audiencia o consulta pública deberán fundamentarla y hacerla pública".

Existen diferentes leyes provinciales, entre las que podemos citar la Ley 5961 de Protección del Ambiente. La Ley General de Aguas, ley madre que establece el manejo y administración de este recurso vital para Mendoza, la Ley 7722 de prohibición de sustancias contaminantes en Minería Metalífera a Cielo Abierto, con especial cuidado del recurso Hídrico, entre otras, solo vienen a complementar y garantizar los presupuestos mínimos establecidos en la Ley General del Ambiente.

Por ello decimos que la provincia de Mendoza debe, con rapidez, tomar decisiones precautorias para proteger a las Comunidades de los problemas que podría causar la exploración, explotación y demás actividades relacionadas con hidrocarburos no convencionales a través de la técnica de FRACTURA HIDRAÚLICA (Fracking) hasta tanto se establezcan los métodos o normas regulatorias adecuadas y específicos que garanticen el cuidado de los recursos naturales provinciales.

En la actualidad las reservas de gas y petróleo están siendo cada vez más escasas, originando lo que comúnmente se ha dado en llamar Crisis del sector energético, se ha descubierto en los últimos 15 años reservas de petróleo y gas dentro de la roca madre del subsuelo. Obviamente las técnicas convencionales no se adecuan para poder extraer estos recursos y junto con este descubrimiento se han desarrollado las tecnologías necesarias para poder acceder a las profundidades del subsuelo. Técnica que se denomina comúnmente Fracking o bien Fractura Hidráulica.

La Fractura Hidráulica es una técnica de estimulación de yacimientos que consiste en el bombeo de fluido y un agente de apuntalamiento, por lo

general arena, a elevada presión, con el propósito de producir micro fracturas en la roca almacenadora de hidrocarburos no convencionales.

Las fracturas se producen desde el pozo de inyección y se extienden por cientos de metros hasta la roca de reserva, manteniéndose abiertas por acción del agente de apuntalamiento (arena), permitiendo así que fluya y se recupere el hidrocarburo no convencional.

Esta técnica requiere para su implantación además, del equipamiento adecuado, grandes cantidades de Agua que son combinadas con un coctel de productos químicos que son inyectados a grandes profundidades para provocar una explosión subterránea que permita que el gas y el petróleo se liberen y pueda ser procesado y comercializado.

profundidades de 2 a 3 kilómetros, al llegar a la roca madre se inicia las perforaciones horizontales, que pueden ser varias y se extienden por alrededor de 5 kilómetros, que una vez blindada toda la cañería, se realizan las perforaciones laterales para inyectar la mezcla que perforará la roca.

La mezcla está conformada por grandes volúmenes de agua, arena y un 2% de productos químicos, que no se conocen en su totalidad (las empresas se amparan en el secreto comercial para no revelar los nombres de todos estos compuestos, calculándose que son alrededor de 600)

Es necesario hacer hincapié en la utilización del Recurso Hídrico. La Fractura Hidráulica requiere grandes cantidades de agua, primero para

enfriar, lubricar y extraer la tierra durante la perforación y después sobre todo en la inyección de agua presurizada, junto con los productos químicos, para la creación de las fracturas.

 

En un único pozo se consumen entre 9.000 y 29.000 m3 de agua, así en un campo típico en el que, por ejemplo, se perforen 6 pozos para extraer todo el gas o petróleo no convencional del yacimiento, se utilizan entre 54.000 y 174.000 m3 de agua.

 

Es de notorio y de público conocimiento la adecuación de Nuestro País a los convenios y resoluciones de Naciones Unidas y otros Organismos Multilaterales en cuanto al proceso de Cambio Climático, en todas sus manifestaciones y particularmente a lo referido a emisiones de gases de efecto invernadero.

 

La extracción de gas natural no convencional se ha presentado a nivel mundial como una solución para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Según esta tesis, la reducción ocurre gracias a que la combustión de gas natural emite menor cantidad de CO2 para la producción de energía. Sin embargo, un informe de abril de 2011 de la Universidad de Cornell (Ithaca, EEUU de Robert W. Howarth, Renee Santero, Anthony Ingraffea, “Methane and the greenhouse-gasfootprint of natural gas from shale formations”. Springer. Marzo de 2011), denuncia que la explotación del gas no convencional puede emitir incluso más gases de efecto invernadero que la del carbón. El gas natural está compuesto principalmente de metano, y según este informe entre un 3,6 y un

7,9% del metano de la producción de gas no convencional se escapa a la atmósfera durante la vida útil de un pozo.

 

El metano es un gas de efecto invernadero con un potencial de calentamiento 21 veces mayor que el CO2. Según el citado informe, comparado con el carbón, la huella de carbono del gas no convencional es como mínimo un 20% mayor. Está claro que las fugas de emisiones de metano tienen un impacto muy importante en el balance total de emisiones de gases de efecto invernadero. Se estima que la extracción y procesamiento del gas natural no convencional tiene unas emisiones indirectas de gases de efecto invernadero de entre 18 y 23 g de CO2 equivalente. Esto supondría unas emisiones similares o algo menores que las asociadas al uso de carbón. El balance energético es muy bajo y la emisión de gases de invernadero muy elevada, no sólo porque se trata de un combustible fósil, sino porque su extracción implica elevados escapes de metanos.

Uno de los principales riesgos que conlleva la extracción de hidrocarburos mediante Fractura Hidráulica es el uso de sustancias químicas tóxicas y peligrosas. Obtener información sobre las sustancias químicas utilizadas es muy complicado. En Estados Unidos, el país con más experiencia en esta técnica, la información sobre las sustancias está protegida debido a intereses comerciales. Se sabe que hay al menos 600 sustancias químicas presentes y que algunas de ellas son reconocidas como cancerígenas, mutágenas, y disruptoras endocrinas (alteradoras del sistema hormonal). Por ejemplo se utiliza, benceno, tolueno, etilbenceno o xileno, sustancias identificadas como muy peligrosas para la salud y el

medio ambiente con los efectos anteriormente enumerados. Es destacable que más del 25% de las sustancias pueden causar cáncer y mutaciones, el 37% pueden afectar al sistema endocrino, más del 50% causan daños en el sistema nervioso y casi el 40% provocan alergias. Estas sustancias tóxicas se liberan al aire o al agua (tanto de acuíferos como de superficie) y además de los efectos sobre la salud tienen efectos sobre el medio ambiente. Más del 40% de las sustancias tienen efectos ecológicos, que dañan a la vida acuática y otra fauna. Los efectos sobre la salud son causados principalmente por el impacto de las emisiones al aire y al agua. Muchos de ellos son efectos a largo plazo de compuestos orgánicos volátiles. (Fuente: TEDX Diálogos sobre la Disrupción Endocrina Theo Colborn, Carol Kwiatkowski, Kim Schultz, Mary Bachran “Natural Gas Operations from a

Public Health Perspectiva” TEDX, Septiembre 2010.

http://www.endocrinedisruption.org/chemicals.multistate.php).

 

Este nuevo auge en la exploración y explotación de gas, petróleo no convencional podría dar lugar a grandes cantidades de contaminación del agua con sustancias químicas tóxicas. Es de especial preocupación el riesgo para los acuíferos subterráneos de los que dependen otras actividades humanas, tales como la agrícola- ganadera y también los acuíferos que pueden utilizarse para consumo humano.

 

Otros impactos locales, según la experiencia en Estados Unidos un campo medio de pozos multi etapa ocupa entre 16 y 20 hectáreas durante la perforación y la fractura. Después, durante la extracción, se utilizan entre 4 y 12 hectáreas. La ocupación de territorio puede ser un problema

importante en el caso de yacimientos situados en las proximidades de núcleos poblados o en zonas donde pueda afectar a otras actividades productivas o incluso al paisaje, especialmente en áreas turísticas.

 

La actividad que produce mayor impacto acústico es la perforación de pozos ya que requiere 24 horas al día. El operador de Reino Unido “Composite Energy” estima que es necesario 60 días de perforación durante 24 horas en cada pozo.

 

Un campo completo requerirá entre 8 y 12 meses de perforación día y noche. Se produce en menor medida ruido en actividades de superficie durante unos 500-1.500 días por pozo. Después de la extracción el gas debe ser transportado. Debido al bajo ritmo de extracción, los gaseoductos no suelen ser rentables sino que el gas se va almacenando y se transporta en camiones. Puede ser necesaria la construcción de más carreteras y las ya existentes incrementado de forma importante el volumen de tráfico, con las molestias, ruidos e impactos ambientales que ocasionan.

 

 

Consideramos necesario además plantear una serie de precisiones o definiciones conceptuales a los efectos de no generar interpretaciones ambiguas en la presente pieza normativa:

Fractura hidráulica: Se denomina así al proceso de fractura o fisura de la integridad de alguna capa del subsuelo mediante la inyección de agua, arenas junto con productos químicos.

 

Hidrocarburos no convencionales: a los hidrocarburos que se encuentran estáticos en reservorios de rocas con muy baja porosidad y permeabilidad, por lo que se hace necesario extraerlos, mediante métodos distintos de los convencionales, como la fractura hidráulica.

 

Daño ambiental: toda alteración relevante que modifique negativamente el ambiente, sus recursos, el equilibrio de los ecosistemas, o los bienes o valores colectivos. Además de las citadas en el artículo 41 de la Ley 5961: “Preservación del Medio Ambiente”.

 

El sistema de extracción de gas no convencional mediante fractura hidráulica es un método cualitativamente distinto al que se emplea para extraer hidrocarburos de manera convencional e implica impactos ambientales muy elevados. Estos impactos resultan especialmente inasumibles en zonas donde la población y las actividades productivas, especialmente agrícolas y ganaderas, dependen de sus recursos hídricos.

 

Por las razones anteriormente expuestas, en base al principio de precaución que establece que: Cuando haya peligro de daño ambiental grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente y teniendo en cuenta la situación y experiencia en otros países, debería plantearse en todo el territorio dela provincia de Mendoza la prohibición de la investigación, exploración y explotación del sistema de fracturación hidráulica para la extracción de hidrocarburos no convencionales.

 

Esta técnica ya ha sido prohibida en Bulgaria, Francia, Irlanda del Norte, en varios estados de los Estados Unidos de América, en el departamento de Cinco Saltos, Río Negro, Argentina y la Localidad de Cantabria, España.

Por las razones expuestas solicitamos la aprobación del presente proyecto de Ley.

 

 

tgz-l-fracking

PROYECTO DE LEY

EL SENADO Y LA CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA SANCIONAN CON FUERZA DE

LEY

 

Artículo 1:: Prohíbase transitoriamente en la provincia de Mendoza el uso del bien común “Agua” en todo tipo de actividad de Investigación, Exploración y Explotación de gas, petróleo y otros hidrocarburos no convencionales mediante la utilización de la técnica de Fractura Hidráulica (Fracking).

Artículo 2: Dicha prohibición temporal será de 24 meses o hasta tanto se establezcan métodos o normas regulatorias específicas y adecuadas que garanticen una gestión hídrica sostenible, el cuidado de los recursos naturales, el adecuado tratamiento y la respectiva disposición final de los desechos emanados de la aplicación de la mencionada técnica.

Artículo 3: La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia de Mendoza u organismo que lo reemplace en su momento será el órgano de control y el encargado del cumplimiento de la norma.

Artículo 4: De forma.