Con los ministros de Hacienda, Paula Allasino, y de Gobierno, Lisandro Nieri, se dio inicio a la ronda de consultas para analizar el pedido de financiamiento para el mejoramiento de la Ruta Provincial 82, una de las cuatro obras de infraestructura que el Ejecutivo envió a la Cámara Baja, en un proyecto de Ley
.Luego del acuerdo alcanzado entre el oficialismo y los interbloques del PJ de ambas Cámaras legislativas, las comisiones de Hacienda recibieron a los funcionarios para que explicaran y brindaran detalles de todo lo concerniente a esta obra en particular, que implica un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por 50 millones de dólares, y alrededor de 1300 puestos de trabajo.
 
La Ruta Provincial N°82 “resulta el principal corredor vial norte-sur en el oeste del Área Metropolitana de Mendoza y es el eje sobre el cual se ha estructurado la expansión urbana” de esta zona- en los últimos 20 años, destacan los fundamentos. “La ausencia de inversiones destinadas a acompañar dicho crecimiento -como la generación de vías complementarias de acceso-, combinado con una acelerada motorización, ha llevado a un deterioro significativo en la calidad de circulación de los vehículos que transitan el tramo periurbano de la RP82”, agrega el texto.
 
Se estima que el volumen vehicular que transita por dicho tramo de la RP82 es de 21.500 vehículos diarios, lo que se traduce “en bajas velocidades de circulación y congestión debido a la limitada capacidad de la ruta, ausencia de zonas de sobrepaso y problemas de resolución geométrica de sus intersecciones y cruces a nivel”.
 
De allí, que según explicó la ministra Allasino, algunos de los objetivos fundamentales de esta obra, son precisamente, “mejorar los tiempos de circulación entre la ciudad de Mendoza y Potrerillos, así como la seguridad vial para quienes usan esa vía”.
 
En esa línea, el ministro Nieri sostuvo que el proyecto comenzó a gestionarse a fines de 2016 y desde principios de 2018 hubo varias misiones del BID hasta que finalmente dio su aprobación. El próximo 3 de agosto vence el plazo para que Mendoza presente toda la documentación que se necesita para acceder al financiamiento, aunque antes de esa fecha, se  requiere de otros pasos previos entre los que se encuentra la aprobación legislativa.
 
La solicitud total de financiamiento para esta obra, es de 80 millones de dólares, de los cuales 50 millones aportaria el BID y los 30 restantes por contraprestación de la provincia. “Las condiciones son muy blandas ya que es un crédito a 25 años, con tasas bajas. Esto sería para la reconstrucción de la Ruta provincial 82 y la reurbanización de Cacheuta”, indicó Allasino.
 
Desde la oposición, hicieron hincapié en los datos del PBG, y en si este endeudamiento no afectaría posibilidades de empréstito a las futuras gestiones de gobierno de acuerdo a la Ley de Responsabilidad Financiera, tal como señaló la senadora Patricia Fadel (PJ).
 
En igual sentido, el diputado Lucas Ilardo (UC) indicó que “desde la oposición hemos planteado algunas dudas”, sobre todo en relación al “endeudamiento que tiene la provincia”, más allá de que “se trata de una obra importante para Mendoza”.
 
“Es una obra que nos interesa que avance en la provincia de Mendoza, pero con las previsiones que no ponga en riesgo a los futuros gobiernos”, añadió.
 
Al respecto. la ministra explicó  que “el parámetro que se analiza al momento de tomar endeudamiento, es que no se supere el 15 % de la relación entre los servicios de la deuda que se paga por año y la recaudación corriente neto de coparticipación de municipios que se recauda por año. En ese indicador no estamos para nada cerca del 15%”, sino que es del 9,5%.  
 
Las reuniones continuarán mañana miércoles, a las 11, en el Salón de los Diputados, oportunidad en la que el ministro de Economía, Martín Kerchner, brindará detalles técnicos de la obra.